Cuando se trata de administrar, todos creen poder hacerlo. Sin embargo, hacerlo de la manera correcta genera grandes beneficios en diversas áreas (legales, ahorro, funcionamiento..) y allí está toda la diferencia. Dentro de los beneficios podría mencionar lo siguiente:

  1. Expertos: Las empresas que prestan el servicio de administración deben ser expertas en lo que hacen. Por lo general tienen varios años de experiencia y manejan correctamente los procesos contables, la ley de PH, entre otros. 
  2. Proveedores: Lo más probable es que estas empresas hayan trabajado con varios proveedores y ya conozcan los mejores tanto en funcionalidad como precio. Al trabajar con varios proveedores, también tendrán facilidad para conseguir varias cotizaciones y poder presentar una licitación transparente. Esto sin mencionar el conocimiento de precios en el mercado para cada trabajo y no permitir se les venda gato por liebre.
  3. Uso de software especializado: El administrador moderno busca dar beneficios a cada proyecto optimizando las tareas a nivel general y la comunicación entre propietarios/administración. El buen uso de estos softwares que no es muy conocido por el administrador promedio, causa una diferencia abismal en el servicio. Estos softwares permiten un manejo de recursos transparente e impiden el derroche.
  4. Relaciones Laborales: Contratar a trabajadores no es cosa fácil. Hay varias leyes que regulan esta práctica y varios derechos que se deben conocer. Contratando una empresa, los propietarios se eximen de la responsabilidad y lo dejan en manos de expertos. Por otro lado, la Administración Especializada se maneja como Servicios Profesionales y no genera una carga de pasivo laboral que muchas veces descapitaliza a los edificios.
  5. Planificación: Las empresas de administración no toman decisiones a la ligera. Crean planes de desarrollo específicas a cada propiedad para obtener el mejor resultado.
  6. Imparcialidad/Tranquilidad: Tener una compañía administradora es un gran beneficio para los propietarios y la Junta Directiva. Lo que venden las compañías de administración es tranquilidad y tiempo para los dirigentes que no tengan que estar en su tiempo libre preocupado de que las funciones del edificio se lleven a cabo de la mejor manera. Pueden delegar lo que quieren se haga y verlo realizar sin perder tiempo de trabajo o familia. Por otro lado, no tienen que lidiar con propietarios morosos y ejecutar acciones en contra de vecinos ya que son funciones ejecutadas por la Administración de manera directa.

Dentro de los beneficios más relevantes están los antes mencionados. En TQM contamos con personal altamente capacitado para llevar su inversión, ofreciendo servicios de primer nivel y tiempos de respuesta rápido. La administración de edificios es un trabajo complejo y quien lo haya vivido podrá certificar que requiere del manejo de expertos.